Rutina y masajes después del baño

LIZETH SÁNCHEZ - Medellín (Antioquia)

"Estudios han comprobado que los bebés masajeados aprenden más rápido que los que no, además que quien da y recibe el masaje terminan más tranquilos"

Todo lo seguimos al pie de la letra, como lo recomienda nuestra pediatra y especialistas. En horas de la noche procuramos bañarla.

Coloco en su tina agua tibia (no muy caliente pues puede resecar su piel) y la sumerjo iniciando con sus pies.

Papá y mamá, hacemos de este un momento mágico para los tres. Le hablamos muy cariñosamente y le contamos todo lo que le vamos haciendo.

"Te vamos a meter al agua. Estos son tus piecitos. Te estamos lavando tus piecitos. Te estoy enjabonando tu estomaguito"

Esto le ayuda a ir aprendiendo sus partes del cuerpo y a escucharnos. Luego la secamos y la acostamos. La vamos secando mientras le hablamos y cantamos.

Aquí es donde entra la labor de papá, es él quien le da el masaje y le pone su pijama, esto es muy importante porque todo el día ha estado conmigo y es hora de un momento para ambos hacer un contacto mayor y hacer partícipe al papá para que se sienta más parte del proceso de crecimiento y desarrollo de la bebé.

El masaje debe ser de abajo hacia arriba diciéndole sus partes del cuerpo, hablándole o cantándole. Se empieza por plantas de los pies, hasta llegar al estomaguito, haciendo círculos como las manecillas del reloj para ayudarle a su movimiento intestinal y evitar los cólicos del lactante.

Luego en el pecho, con las dos manos en forma de corazón, pasando por manitos y brazos evitando aplicar crema en los dedos y muñecas porque se las lleva mucho a la boca.

Como nos recomendó una amiga fonoaudióloga, terminar en la carita, con los dos dedos índices desde donde termina la boquita hacía las orejas y hacer pequeños círculos por todo el rostro.

Esto los relaja, les ayuda con los músculos faciales y a que desarrollen más fácil para hablar más rápido, les estimula su boquita como buscando el pezón y por último la ponemos boca abajo unos segundos para que reciba el masaje en la espalda para que coja fuerza en el cuellito y la terminamos de vestir.

Procurar hacer esto a la misma hora, usar una crema humectante especialmente para bebés le ha ayudado a relajarse, a dormir mejor y más seguido durante la noche.

Este es una de las estimulaciones que hacemos a nuestro amor, como ningún otro amor a nuestra hija Nicole.

¡Gracias y saludos a todos!

  • Compartir en:

¿Cómo te pareció este artículo?

  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Muy Regular
  • Malo
Votar

Suscribete y recibe toda la informacion sobre el desarrollo de tu bebe, mes a mes

     
Suscríbete
Ver todos los artículos

Tags de artículo

Winny quiere ayudarte.

Consulta a nuestros especialistas si estás registrada en Mi Mundo Winny.

Especialista a consultar:

Consultar ahora

¿Aún no estás registrada? Regístrate ahora