Erles Cleick, y su familia especial

Erles Cleick es una amiga muy especial. Es una pajarita de lindos y brillantes colores que canta sin cesar. Va a ser mamá, una mamá excepcional. Ella hace su nido con amor y seriedad en la rama de un árbol muy singular, pues sabe que pronto polluelos tendrá. Las mariposas que vuelan al compás de su simpático cantar se ríen sin parar, y todas a la par le dicen: “Hola, Erles, qué linda que estás”.

La pajarita, que sin duda es una buena amiga, les responde con una rima tras saltar: “Mariposas de colores, anidando puedo estar, pero su amistad cordial jamás olvidaré y mis polluelos amigos de ustedes serán también”.

Erles pasa los días de sol con sus huevos, dándoles calor, cantando como siempre y saludando a sus amigas al pasar.

Esta pajarita de ritmo jovial y atuendo casual cuenta los días para el regreso de papá Jonas, pues Jonas Cleick es el papá de los polluelos y en busca de ricas frutillas y lindos regalos está. Pasan las horas, los minutos, y las notas de su cantar de tono triste se pondrán pues Jonas Cleick aún no se ve regresar y Erles solita no quiere estar.

Sus buenas amigas las maripositas abrazándola la consuelan pues saben que Jonas buen padre va a ser y nada malo quieren saber, y por eso alivio a Erles Cleick le dan.

En lo alto de aquel árbol singular solo ríos y valles se ven, y aunque Erles se suba a la rama más alta de aquel mágico árbol a Jonas no puede ver. Nuestra amiga la pajarita se siente en parte tranquila pues sus polluelos pronto nacerán y papá todo por ellos hará.

De pronto Erles atenta se pondrá, pues a lo lejos una figura enorme y extraña aparecerá. ¿Qué será aquello tan particular?, angustiada la pajarita especial se preguntará. Es Dindón, un elefante gigantón, que del bosque trotando aparecerá, pues noticias tendrá. Nuestra pajarita asustada dirá ¿Por qué tan deprisa vendrá, como estrella fugaz? Dindon dirá: “Jonas en problemas está, sin el padre de tus hijos estarás, si pronto no lo vas a salvar. Tu amado en un bosque encantado ha entrado, las mariposas me lo han contado, y solo un corazón de oro, puro y sincero lo sacará de aquel aprieto”.

Nuestra simpática amiguita se arregla de prisa y al bosque encantando ha llegado, pero sabe que necesita un corazón apasionado. En medio de su caminar, caminar y caminar a un oso amigo ha encontrado, pues es Winny un oso honrado, y además amistoso que ayuda sin dudar; él es el rey de la amistad y una corona siempre llevará. Winny sin dudar a Jonas ha de salvar y de premio una hermosa pluma Erles le va a dar. Ahora Erles Cleick y Jonas Cleick con sus polluelos cantarán ¡y fuimos muy felices todos!, porque nuestra familia particular reunida está.