Portal Winny
Portal Winny
Salud

Anemia en el embarazo: recomendaciones para gestantes

Mujer en sofa con dolor de cabeza
Aprende a identificar y prevenir la anemia en el embarazo, una condición médica bastante común.

La anemia en el embarazo es una de las complicaciones que pueden surgir mientras esperas el nacimiento de tu bebé. Si bien, puede ser común, esto no significa que no debas estar atenta a ello. Resulta vital comprender sus causas, síntomas y cómo abordarla adecuadamente para garantizar tu bienestar y el buen desarrollo de tu bebé.

¿Cómo surge la anemia en el embarazo?

Ocurre cuando hay una menor cantidad de hemoglobina o glóbulos rojos en la sangre. La hemoglobina es una proteína contenida en los glóbulos rojos y sirve para transportar oxígeno en todo el cuerpo. Por tanto, si la madre tiene anemia en el embarazo es posible que no le llegue suficiente oxígeno al bebé en el útero (Stanford Medicine Children's Health, 2023).

Normalmente, durante la gestación, la mujer tiene más cantidad de sangre. Esto hace que la concentración de hemoglobina y glóbulos rojos sea un poco menor, lo que no se considera riesgoso (Stanford Medicine Children's Health, 2023). Sin embargo, cuando los niveles son muy bajos, representa un riesgo de salud para ambos.

Se considera anemia cuando (Friel, 2022):

  • La hemoglobina es menor a 11 gramos por decilitro de sangre durante el primer y el tercer trimestre de embarazo.
  • Hay menos de 10,5 gramos de hemoglobina por decilitro de sangre durante el segundo trimestre.

Las principales causas de anemia en el embarazo son las deficiencias de hierro, vitamina B12 y ácido fólico. Lo que puede ocurrir por ingesta inadecuada o algún problema en la absorción a nivel intestinal. Además, algunos factores que elevan el riesgo de sufrir anemia son (NIH, 2022; Friel, 2022; Mayo Clinic, 2022):

  • Embarazos anteriores.
  • Tener una gestación múltiple.
  • Haber tenido dos embarazos muy seguidos.
  • Sangrado menstrual abundante.
  • Enfermedades que afecten a los glóbulos rojos como anemia drepanocítica.
  • Algunas infecciones.
  • Antecedentes de anemia antes del embarazo.
  • Enfermedades que causen sangrado en el intestino o las vías urinarias.

¿Cómo identificar la anemia en el embarazo?

Los síntomas de anemia en el embarazo varían según la gravedad, pero los más comunes son (NIH, 2022):

  • Fatiga o cansancio constante.
  • Palidez en la piel, ojos y mucosas.
  • Sensación de falta de aire.
  • Mareos o vértigo.
  • Palpitaciones cardíacas.

La anemia en el embarazo no tratada puede tener efectos adversos en el desarrollo del bebé. Esta condición puede aumentar el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso antes de cumplir los 9 meses, y presente retraso en su crecimiento. Un niño nacido de una madre con anemia por falta de hierro, puede necesitar suplementos durante el periodo de lactancia. Asimismo, las deficiencias de ácido fólico pueden limitar el correcto desarrollo del cerebro del bebé en el útero (Friel, 2022).

Recomendaciones para prevenir la falta de hierro

anemia-en-el-embarazo-2

En la gestación, el cuerpo necesita producir más glóbulos rojos y para ello requiere de más hierro, vitamina B12 y ácido fólico. Por este motivo, los médicos indican vitaminas prenatales desde las primeras etapas del embarazo y a veces las mantienen durante el periodo de lactancia materna (NIH, 2022).

Estas recomendaciones son útiles para mantener niveles adecuados de hierro durante el embarazo y al amamantar (Stanford Medicine Children's Health, 2023):

  • Lleva una alimentación rica en alimentos que contengan hierro como carnes rojas magras, pescado, pollo, frijoles y espinacas. Procura agregar al menos una porción de estos alimentos en todas tus comidas. Con las proteínas de origen animal, el hierro se absorbe más fácilmente.
  • Acompaña los alimentos que aportan hierro con comidas que contienen vitamina C como frutas cítricas, pimientos y brócoli. A su vez, esta mejora la absorción de hierro.
  • Incluye también alimentos que contengan ácido fólico como vegetales de hoja verde, frijoles, frutas y cereales fortificados.

Algunas ideas para combinar alimentos con hierro, vitamina C y ácido fólico son (Stanford Medicine Children's Health, 2023):

  • Para el desayuno puedes preparar panqueques de espinaca rellenos de pollo desmenuzado.
  • En el almuerzo un pollo a la plancha con un puré de brócoli.
  • Para la cena puedes comer unas empanadas de carne molida acompañadas de jugo de naranja y un puñado de arándanos o fresas.
  • Tus meriendas de media mañana y media tarde pueden ser un vaso de yogurt con fresas y moras.

La anemia en el embarazo es un trastorno común pero no inofensivo. Estos consejos pueden ayudarte a prevenir las carencias de nutrientes (hierro y ácido fólico); sin embargo, no sustituyen las recomendaciones profesionales. Por lo tanto, te recomendamos asistir a tus controles prenatales y seguir las recomendaciones personalizadas de tu médico en cuanto a suplementos y dieta.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Embarazadas

Desequilibrio hormonal: cuáles son las causas más frecuentes

Descubre cuáles son las causas más comunes de un desequilibrio hormonal en el embarazo.

Salud Embarazadas

Causas del labio leporino: riesgo y cómo se diagnostica

¿Estás embarazada y te preocupan las causas del labio leporino? Te contamos cómo se diagnostica.

Salud Embarazadas

Cistitis en el embarazo: ¿qué es y cuándo sospecharla?

La cistitis en el embarazo es bastante común por los cambios que ocurren en tu cuerpo.