Portal Winny
Portal Winny
Salud

Barriga de embarazada: ¿cuándo se empieza a notar?

Corazón de crema en barriga de embarazada
¿Alguna vez has pensado cómo evoluciona la barriga de embarazada durante los 9 meses de gestación?

Cada embarazo es diferente y es una vivencia única para cada mujer. Este proceso conlleva una gran cantidad de cambios corporales y mentales, siendo el ensanchamiento del abdomen el más evidente. La forma y el tamaño de la barriga de embarazada dependen de numerosos factores. Entre ellos, del crecimiento de tu bebé. A continuación, te contamos todo al respecto.

Cambios en tu barriga de embarazada mes a mes

Cuando experimentes los primeros síntomas de embarazo como las náuseas, el cansancio, las mamas sensibles, los cambios en el apetito o el sangrado de implantación, no tendrás cambios físicos tan notables. Sin embargo, conforme tu bebé comience a crecer, también lo hará tu barriga. Estos son los cambios que puedes esperar en las diferentes etapas del embarazo (Mittelmark, 2021; Mayo Clinic 2022; Rovati, 2021; NICHD, 2021; MSPBS, 2019):

¿Qué tamaño tiene tu bebé en el primer mes?

En este mes, tu bebé es un embrión chiquitito de aproximadamente 1 centímetro de longitud. Apenas puedes verlo a través de una ecografía de embarazo y sin duda no se refleja en tu abdomen todavía.

Segundo mes: ¿hay cambios significativos?

Tu bebé aún es muy chiquito; casi del tamaño de una alubia (aproximadamente 2 centímetros de largo). Eso sí, ahora notarás que tu cadera está más ancha y tu vientre puede sentirse un poco hinchado. Esta es una sensación parecida a la que ocurre durante los días fértiles de la mujer o la menstruación.

Aunque no veas cambios significativos, durante el segundo mes tu placenta y útero están creciendo rápido para adaptarse al bebé que viene en camino. Es importante que, durante estos meses, vigiles la aparición de cualquier sangrado o cambios en el flujo vaginal en cuanto a textura y olor.

¿Puedes notar tu barriga de embarazada en el tercer mes?

barriga-de-embarazada-1

Es el último mes del primer trimestre y tu útero ya debe tener un tamaño mayor a un racimo de uvas. Además, el bebé ya mide de 6 a 7,5 centímetros de longitud. Ahora sí puedes palpar tu útero por encima de tu pelvis y escuchar los latidos del bebé durante tu ecografía de embarazo.

Cuarto mes y tu bebé sigue creciendo

El bebé está comenzando a crecer y alcanzará los 16 centímetros este mes, donde también sentirás todos sus movimientos. A partir de este mes, tu barriga de embarazada tiende a crecer hacia adelante y puede tener el tamaño de un melón pequeño. Es importante estar atenta siempre a los movimientos de tu bebé: si no lo sientes moverse, consulta a tu médico.

Quinto mes: tu barriga de embarazada se ve aún más

Ya estás en la mitad del embarazo: tu bebé ya mide alrededor de 25 centímetros y quiere que todos sepan que está creciendo dentro de ti. Tu barriga de embarazada empieza a ser bastante evidente; tiene el tamaño de una sandía pequeña. Es posible que debas comenzar a usar ropa de mamá o prendas holgadas para no sentir que te presionan o lastiman la barriga.

Sexto mes: tu barriga tiene el tamaño de una calabaza

Terminaste el segundo trimestre del embarazo y tu hijo debe medir unos 30 centímetros, lo que provoca que tu barriga tenga el tamaño de una calabaza. Es momento de empezar las sesiones fotográficas para recordar siempre esta etapa.

Después de la semana 20 de embarazo, se hace imperativo vigilar tus cifras de tensión arterial durante los controles prenatales. Algunos signos de alarma importante son los dolores de cabeza o zumbidos en el oído.

Séptimo mes: tu bebé crecerá más rápido

A partir de este mes, el bebé entra en una fase rápida de crecimiento y triplicará su peso y tamaño. Tu vientre irá creciendo de acuerdo al tamaño de tu hijo; aunque para este punto debe estar por encima de tu ombligo. Es importante que estés atenta a sangrados, dolores intensos en el abdomen o pérdida de líquido que pudieran sugerir complicaciones.

La barriga del octavo mes

En este mes, tu barriga puede medir lo mismo que una sandía mediana. Tu bebé alcanza alrededor de los 47 centímetros de largo y está terminando el proceso de maduración de sus pulmones.

La barriga de embarazada del noveno mes

¡Tu barriga de embarazada es del tamaño de un balón de fútbol! Empieza justo debajo de tus costillas y se pierde en tu pelvis. Tu bebé ahora pesa un poco más, así que es normal tener dolores de espalda, dificultad para respirar, etc. Disfruta de estas últimas semanas del embarazo, pronto tendrás a tu bebé entre tus brazos.

¿Qué factores influyen en la forma de la barriga de embarazada?

El desarrollo del bebé marca mayormente el tamaño de la barriga. Aunque también hay otros factores que pueden influir en su forma y tamaño y que son evaluados durante los controles prenatales (Rovati, 2021; Mayo Clinic, 2022):

  1. La posición fetal influye en el tamaño de tu barriga. Si el bebé está en la parte posterior del útero, el vientre se verá más plano.
  2. En los embarazos gemelares o múltiples, lógicamente el tamaño de la barriga es mayor.
  3. Tu IMC y la forma de tu cuerpo igualmente pueden influir en el tamaño de la barriga; así como el tamaño y la ubicación de la placenta (según el sitio de implantación).
  4. La cantidad de líquido amniótico también puede influenciar el tamaño. Si hay poco líquido será más pequeña; si hay mucho, será más grande.

La evolución de la barriga de embarazada es un indicador del crecimiento y desarrollo de tu hijo. Sin embargo, recuerda que es crucial vigilarlo de cerca mediante los controles prenatales.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Embarazadas

Colestasis del embarazo: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Descubre todo sobre la colestasis del embarazo: desde su diagnóstico hasta su manejo efectivo.

Salud Embarazadas

Contracciones falsas: conoce las contracciones de Braxton-Hicks

A mitad y final del embarazo suelen ocurrir contracciones falsas que pueden confundirse con el parto

Salud Embarazadas

Calambres en el embarazo: ejercicios para tratarlos

Los calambres en el embarazo pueden ser una molestia, pero tienen solución.