Portal Winny
Portal Winny
Salud

Contracciones falsas: conoce las contracciones de Braxton-Hicks

Mujer embarazada sintiendo contracciones.
A mitad y final del embarazo suelen ocurrir contracciones falsas que pueden confundirse con el parto

Una de las señales del parto son las contracciones, las cuales permiten que el bebé pueda nacer. Sin embargo, a partir del segundo trimestre hasta el final del embarazo, pueden aparecer contracciones falsas o de Braxton-Hicks. ¿Sabes qué son?

Aquí te comentamos todo sobre ellas, y para empezar, responderemos la duda más común de las embarazadas: ¿son normales? Sobre esto, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos comenta que las contracciones de Braxton-Hicks son normales e incluso pueden ser más comunes al final del día (ACOG, 2020).

Con esto en mente, te describimos qué son las falsas contracciones y sus características.

¿Qué son las contracciones falsas?

Las contracciones de Braxton Hicks presentaN las siguientes características (Raines, 2023; Sheikh, 2023):

  • Son contracciones de los músculos del útero (momentos en que se tensan y luego relajan).
  • A menudo se sienten como un endurecimiento temporal del abdomen de la barriga de embarazada.
  • Están presentes en todo el embarazo, pero muchas veces no son dolorosas hasta el tercer trimestre.
  • En general, pueden resultar incómodas, pero no dolorosas.

¿Cómo distinguir las contracciones falsas de las verdaderas?

Una de las principales preocupaciones para las futuras mamás (y papás) es cómo diferenciar las contracciones falsas de las contracciones verdaderas que indican el inicio del trabajo de parto.

Te dejamos algunas características que pueden ayudar a distinguirlas (Cleveland Clinic Medical Professional, 2022; Sheikh, 2023):

  • Regularidad: las contracciones verdaderas tienden a ser regulares en frecuencia e intensidad; mientras que las contracciones de Braxton-Hicks suelen ser irregulares y pueden desaparecer con el movimiento o el cambio de posición.
  • Ubicación del dolor: las contracciones verdaderas a menudo comienzan en la parte baja de la espalda y se extienden hacia adelante a través del abdomen (un dolor bajito en el embarazo). Por su parte, las falsas contracciones pueden sentirse más como una presión difusa en el abdomen.
  • Duración: las contracciones verdaderas tienden a durar más tiempo a medida que avanza el trabajo de parto; en cambio, las falsas contracciones suelen ser cortas, menos intensas y temporales.
  • Respuesta a las actividades: una contracción verdadera generalmente no desaparece con el cambio de posición o el reposo. Las falsas, pueden disminuir o detenerse con el reposo, el cambio de postura o la hidratación.

Tips para identificar el trabajo de parto

No es tarea sencilla para los que no son profesionales de la salud diferenciar el trabajo de parto de las falsas contracciones; pero hay algunos signos que pueden resultar de ayuda (ACOG, 2023). Por ejemplo:

  • Sensación de que el bebé ha descendido profundamente dentro de la pelvis.
  • Pérdida del tapón mucoso (salida de un líquido viscoso por la vagina). Este es seguido de la famosa ruptura de la fuente.
  • Aumento de las contracciones verdaderas.

Con estos signos ya podrás detectar cuáles son las contracciones falsas y diferenciarlas.

Causas de las contracciones de Braxton Hicks

contracciones-falsas-2

Si bien sus causas exactas no se comprenden completamente, se cree que suceden por lo siguiente (Raines, 2023):

  • Preparan los músculos del cuello uterino para el parto.
  • Pueden estar relacionadas con la promoción del flujo sanguíneo hacia la placenta. Gracias a estas contracciones, la sangre rica en oxígeno llega al bebé.

Ahora bien, hay varios factores que pueden llegar a desencadenar contracciones falsas; por ejemplo (Cleveland Clinic Medical Professional, 2022; Lancaster General Health, 2022):

  • Actividad física:

El ejercicio, el sexo o incluso cambios posturales, pueden desencadenar falsas contracciones en algunas mujeres.

  • Una vejiga llena:

Aguantarse las ganas de orinar también puede causar falsas contracciones.

  • Posición del bebé:

A medida que el bebé se mueve y cambia de posición en el útero, puede aplicar presión adicional que desencadena contracciones.

  • Embarazos anteriores:

Parece que estas contracciones ocurren más seguido en mujeres que han tenido más de tres embarazos.

  • Cambios en el estado de ánimo:

La ansiedad, el estrés o en momentos de tensión emocional se pueden desencadenar contracciones debido a la liberación de hormonas relacionadas con el estrés, como el cortisol o la adrenalina.

  • Otros factores:

Como malformación en la pelvis o en el útero.

Consejos para aliviar las contracciones falsas

Aunque las contracciones falsas no son generalmente motivo de preocupación, pueden resultar incómodas para algunas mujeres.

Por eso, te dejamos algunos consejos que pueden aliviar el malestar (American Pregnancy Association, 2022; Cleveland Clinic medical professional, 2022; Today’s Parent, 2024):

  • Descanso:

Asegúrate de relajarte. Para esto puedes ayudarte con ejercicios de respiración u otros ejercicios para embarazadas.

  • Hidratación:

Recuerda beber suficientes líquidos durante el día. Además, evita aguantar las ganas de orinar.

  • Cambio de posición:

Al comienzo de las contracciones busca una posición con la que te sientas cómoda.

  • Baño tibio:

Sumergirse en un baño tibio puede proporcionar alivio y relajación.

  • Comer algo ligero:

Si te provoca y ayuda a relajarte, comer algo que te guste puede ayudarte.

  • Un masaje:

Pídeselo a tu pareja o algún familiar. Como te mencionamos, la clave está en encontrar algo que te ayude a relajarte.

¿Cuándo buscar atención médica?

Aunque las falsas contracciones son normales durante el embarazo, hay ciertos síntomas que deben ser motivo de preocupación y que requieren atención profesional (Cleveland Clinic medical professional, 2022; Raines, 2023). Entre ellas están:

  • Contracciones regulares:

Si las contracciones se vuelven regulares y aumentan en frecuencia e intensidad.

  • Sangrado vaginal:

En caso de presencia de sangre proveniente de la vagina debes ser evaluada por tu médico.

  • Dolor abdominal persistente:

Si experimentas un dolor abdominal persistente que no desaparece con el reposo.

  • Cambios en los movimientos del bebé:

En caso de que ocurran con mucha más frecuencia de lo normal para ti o si percibes menos de 10 movimientos cada 2 horas.

  • Pérdida de líquidos por la vagina:

Sin importar su cantidad o características.

Recuerda que tu médico siempre estará para ti. Por ello, ante cualquier molestia o duda consulta con un profesional, sin importar que se trate de contracciones falsas.

Ahora ya sabes que las contracciones falsas o de Braxton-Hicks son normales. Ya que conoces cuáles son sus características, se te facilitará diferenciarlas de las contracciones del trabajo de parto. Recuerda que aquí tienes 6 consejos que te ayudarán a aliviar estas contracciones.

¡Comparte este artículo!

Aplican términos y condiciones



Artículos relacionados

Salud Embarazadas

Colestasis del embarazo: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Descubre todo sobre la colestasis del embarazo: desde su diagnóstico hasta su manejo efectivo.

Salud Embarazadas

Calambres en el embarazo: ejercicios para tratarlos

Los calambres en el embarazo pueden ser una molestia, pero tienen solución.